Yoga Nidra – El sueño de los Yoguis

Un método muy efectivo para lograr equilibrio y armonía interior

Hoy en día cada vez  es más difícil dominar y controlar todos los desafíos cotidianos y cumplir con las exigencias y autoexigencias. Siempre nos falta tiempo, nos estresamos, nos tensamos y no nos relajamos bien. No podemos dormir bien, nos levantamos cansados, la tensión acumulada en el cuerpo nos provoca ansiedad. La ansiedad nos cansa aún más, hemos entrado en un círculo vicioso, y no encontramos la salida! Anhelamos estar tranquilos y poder disfrutar de nuestra vida.  Buscamos la felicidad,  la calma interior y la autorrealización, pero no sabemos por dónde.

Tarde o temprano esta situación nos provoca algun trastorno de la salud, que es difícil de aceptar y aguantar, y nos exige cambiar el punto de vista a nuestros hábitos.  Nos preguntamos por el sentido más profundo de la propia vida, ¿para qué todo eso?, y por qué nos pasan determinadas cosas? –

Hay una técnica de Relajación profunda, el Yoga Nidra, que nos puede ayudar mucho en todo ese abanico de problemas.

Yoga Nidra fue desarrollado por Swami Satyananda que adaptó y actualizó estas prácticas tan antiguas, conservando su esencia pero quitándole las complicaciones ritualistas, haciéndolas más accesibles a personas de nuestro tiempo.

Es un método sistemático para inducir completa relajación física, mental y emocional.

Es un estado de sueño con plena lucidez, en donde la persona se encuentra en el límite entre estar dormida y estar despierta, con plena consciencia. Durante una sesión de Yoga Nidra relajamos completamente todos los músculos y también el sistema nervioso. La mente está totalmente ocupada con escuchar las instrucciones que da el guía y en percibir las sensaciones. No reflexionamos, no cuestionamos lo que escuchamos, ni nos concentramos, solo nos abrimos para ser guiados a una muy profunda relajación de consciencia total.

En este estado de relajación profunda podemos mejorar el esquema corporal, la capacidad de atención plena, desarrollar la memoria, aumentar el conocimiento, la creatividad, descubrir nuestro potencial interior, reestructurar la mente, etc.

A través de la auto-observación, reconocemos nuestro mundo interior y podemos limpiarlo, encontrar soluciones a nuestros problemas y conflictos, abriéndonos a la posibilidad de realizar y encontrar nuestro verdadero propósito en la vida.

Una hora de Yoga Nidra es igual a cuatro horas de sueño nocturno.

Una sesión de Yoga Nidra nos regala descanso, revitalización, mucha calma y equilibrio. Practicado regularmente nos puede cambiar la vida. En sesiones individuales el Yoga Nidra tiene diferentes aplicaciones: p.e. la relajación y regeneración, la recuperación de una enfermedad, trabajar un mal hábito, una adicción etc, aprender un idioma, enfocar el autoconocimiento y el crecimiento espiritual, etc.